Guía para PRINCIPIANTES para Usar un Cepillo Eléctrico.

Guía para PRINCIPIANTES para Usar un Cepillo Eléctrico.

Hay serrín para rato. Cualquier herramienta eléctrica que hace un ruido fuerte, escupe grandes cantidades de serrín. Y si tiene una hoja de corte afilada que gira a una velocidad de 10 a 16 mil revoluciones por minuto, puede ser un poco aterrador para el carpintero o el manitas principiante. Y con razón porque si no se usan correctamente pueden ser muy peligrosas y causar mucho daño, que es lo último que queremos. Buenas, ya está aquí el tío Knackers, en el tutorial de hoy para fomentar la confianza de los principiantes, veremos una de las herramientas más útiles del taller: el cepillo eléctrico. Antes de seguir adelante y comenzar a usar el cepillo eléctrico, creo que podría ser útil hablar de sus partes. Básicamente, el cepillo eléctrico es una herramienta muy sencilla. Si le damos la vuelta, todo lo que tiene es un cabezal de corte aquí abajo. Estas son las hojas, las cuales giran muy rápidamente. Así que asegúrate de mantener los dedos alejados de aquí. Y que conste no lo tengo conectado. Esta sección de aquí se llama suela delantera la cual es ajustable, y esta es la suela trasera que está fija. Esta pequeña pieza de aquí se llama pie, el cual evita que las hojas entren en contacto con la superficie después de finalizar el corte, como puedes ver aquí. Además también protege tanto las hojas de corte como la superficie para evitar cualquier daño innecesario. El botón que hay en la parte superior del cepillo se usa para ajustar la profundidad de su corte. Si lo giras en el sentido de las agujas del reloj, el corte será más profundo. Si lo giras en el sentido contrario a las agujas del reloj, se reducirá la profundidad de corte. La mayoría de los cepillos tienen esta pequeña perilla negra en la parte delantera, la cual se usa para asegurar un tope de borde, que es esto de aquí. El tope de borde simplemente se introduce en este agujero o ranura del costado, y luego simplemente apretamos la pequeña perilla negra para sujetar bien el tope. El tope de borde se usa para hacer cortes escalonados como renvalsos, hendiduras, traslapados y cosas así. También verás que muchos topes de borde vendrán con unos agujeros adicionales. El motivo de estos agujeros es que con ellos puedes sujetar una pieza de madera más larga para un corte más controlado. Si le damos rápidamente la vuelta a la máquina, notarás que en esta suela delantera hay un corte en forma de uve en la base. Eso es para hacer un corte tipo biselado; te mostraré cómo hacerlo un poco más adelante en el video. Finalmente en la empuñadura tenemos el gatillo que enciende o apaga el cepillo. Asimismo verás que hay un pequeño botón negro aquí, que es un botón de bloqueo; se presiona hacia adentro y hacia afuera. Si este botón no se presiona, el gatillo no funcionará. Presiona el botón de bloqueo, y estarás listo para comenzar a usar el cepillo eléctrico. Al igual que con cualquier herramienta eléctrica, la seguridad es muy importante. Así que hazte un favor, y usa material de protección tanto para los oídos como para los ojos. Antes de comenzar a usar el cepillo, si llevas ropa suelta como esta vieja camisa, asegúrate de que está recogida. No te preocupes si se notan esos kilos de más. Lo digo porque no es una buen idea combinar herramientas eléctricas y ropa holgada. A continuación adopta una postura equilibrada Ponte justo delante de la pieza con la que estás trabajando, con los pies separados. No detrás. Eso es malo. Colócate en el frente, para que te sientas cómodo y relajado durante todo el proceso. Lo primero que debemos hacer es asegurar la pieza que vamos a cepillar, ya sea sujetándola con un tornillo de banco como el que tengo aquí o sujetándola con algún otro método. Yo tengo un par de consejos muy útiles sobre cómo hacerlo, y los enseñaré un poco más adelante en el video. Así que estáte atento. La razón por la que sujetamos esta pieza es porque no queremos que se mueva durante el proceso de cepillado. Una vez explicados todos los pasos preliminares, es hora de comenzar a cepillar. Todo lo que necesitas hacer es colocar esta suela frontal plana sobre la pieza que deseas cepillar, asegurándote de que el cabezal de corte con todas las hojas no entre en contacto con la pieza. Por cierto, no tengo el cepillo conectado, ya que esto solo será una prueba inicial sin estar conectado a la corriente eléctrica. Con la suela delantera bien asentada y plana y con estas hojas alejadas de la pieza, enciende el cepillo y espera hasta que alcance la velocidad máxima y luego coloca el cepillo para que entre en contacto con la pieza y empújalo constantemente hacia adelante. Merece la pena recordar que cuando el cepillo entra en contacto con la pieza de trabajo, procura ejercer más presión en el mango delantero que en el trasero. La razón de eso es que cuando el cepillo toca la pieza de trabajo, si ejerces más presión sobre el mango trasero, no hay nada debajo que lo soporte. Entonces lo que sucede es que el cepillo se levanta, tiende a inclinarse y hace este movimiento. Y eso crea una gran hendidura aquí, que nunca es bien recibida. Con esa placa base casi totalmente apoyada, está bien seguir adelante y aplicar una presión uniforme en ambas empuñaduras. Simplemente, desplázate a lo largo de la pieza, hasta acercarse al final, y luego aplica más presión en el mango trasero que en el mango delantero. Esto es porque si aplicas demasiada presión al mango delantero, cuando el cepillo pasa por el extremo se inclina hacia abajo, lo que provoca una hendidura. Entonces lo que debes conseguir es que cuando te acercas al final, intentes mover el cepillo como cuando un avión despega de la pista. Acércate y luego lo levantas un poco. Aquí te lo demuestro mejor. Facilísimo. Excelente. Ahora muy rápidamente, te quiero contar un chiste malo. Probablemente ya sabrás que los carpinteros generalmente usan estos cepillos eléctricos, y como estamos hablando de carpinteros... ¿Qué le dijo el pato al carpintero? Claro, porque es un pato. Eso es lo que hacen los patos. Hasta donde yo sé, no hablan ningún idioma. Está claro... Tengo que trabajar en estos chistes ... ¡son cada vez más malos! Uno de los grandes trucos que existen al trabajar con el cepillo eléctrico es hacerlo poco a poco. Digamos por ejemplo que queremos cortar esta pieza de madera hasta esta línea negra. Procura hacerlo en cinco o seis pases en lugar de hacerlo de una sola vez, porque así conseguirás un acabado más preciso Antes te hablé sobre esta suela frontal y de cómo tiene este corte en forma de uve. Esto sirve para hacer un corte tipo biselado. Si me das un par de segundos, te mostraré cómo usarlo. El propósito del bisel, también conocido como corte chaflán, es conseguir un ángulo en la pieza de madera en la que estás trabajando, como un poste de valla o un poste de porche. Todo lo que necesitas hacer, es colocar esta uve de la placa base sobre el borde de la pieza de madera. Eso sujeta bien el cepillo eléctrico, y luego simplemente inclina el cepillo en el ángulo deseado, y listo. Y como puedes ver aquí, hemos logrado un par de perfiles diferentes, simplemente modificando la inclinación o el ángulo del cepillo. Como dije antes, es muy importante cuando estés cepillando una pieza de madera, tenerla bien sujeta, colocándola en un tornillo de banco como he hecho yo aquí. Pero, ¿y si no tienes un tornillo de banco? Yo tengo tres trucos realmente interesantes que quizás quieras probar. Crea una plantilla como la que tengo yo aquí con un viejo trozo de madera, el cual va sujeto al banco de trabajo. Si quieres hacer una plantilla como esta, te dejo un enlace a un PDF que puedes descargar a continuación. Una vez que tu plantilla esté sujeta y asegurada, todo lo que necesitas hacer es agarrar la pieza de madera y colocarla dentro de esa uve, sujeta la plantilla y listo. Los siguientes dos trucos implican el uso de una abrazadera de tubo, y esto otro es un par de accesorios que irán colocados en el extremo del tubo. Son increíblemente simples y fantásticos de usar y solo están limitados por la longitud del tubo que tengas. Lo primero que vamos a hacer con la abrazadera es hacer tu propio tornillo de banco casero. Así que todo lo que hice fue adjuntar un trozo de madera a la parte superior del banco de trabajo y luego por debajo lo adjunté a la pata del banco de trabajo Y luego hice una copia duplicada de esta pieza. No es necesario utilizar ningún material elegante: los retazos de madera valdrán. Luego perforé un agujero del mismo tamaño que el tubo a través de ambas piezas exactamente a la misma altura. Cuando taladres el agujero, asegúrate de dejar suficiente espacio debajo del banco para que encaje la abrazadera. Y a continuación todo lo que necesitas hacer es simplemente colocar el tubo a través de estos dos orificios, y luego alrededor de la parte posterior debemos colocar la abrazadera. Esto es un poco complicado porque no puedo ver lo que estoy haciendo si no me pongo delante de la cámara, pero lo intentaré. Allá vamos. Ahora simplemente insertaremos el tubo, de este modo. Luego simplemente introduciremos la abrazadera frontal, de este modo, y estamos listos para comenzar. Y luego, todo lo que necesitas hacer es colocar el trozo de madera en el tornillo de banco. También necesitarás una segunda pieza del mismo grosor que esta para nivelar la presión, como hago yo aquí, y luego podemos apretar el tornillo de banco tanto como queramos, ¡no importa! ¡Mira esto! ¡Es increíble! Por mucho que lo fuerce no se mueve. Es tan sólido como una roca. Me encanta. El segundo método de sujeción es igual de genial. Todo lo que necesitas hacer es perforar un orificio en el banco de trabajo, deslizar el tubo hacia adentro y colocar debajo el otro accesorio. Y luego, todo lo que necesitas hacer es colocar la pieza en la que estás trabajando debajo de esta abrazadera, apretarla bien, y comprobar que está bien sujeta. Está increíblemente inmóvil. ¿Qué te parece? Si por si acaso estás interesado en comprar un juego de accesorios de abrazadera de tubo, dejaré un enlace a algunos a continuación, para que los veas. Pero una advertencia: no compres los baratos. ¡Son una basura! Por último solo un par de consejos rápidos con respecto a las hojas del cepillo. Consejo número 1, las hojas de corte no se llevan bien con los clavos. Si eres como yo, yo trabajo con muchos retazos de madera, lo que implica que me encuentro con muchos clavos. Para detectar los clavos en la madera, lo que hago yo es usar un imán de tierras raras, que son unos imanes increíblemente potentes. Entonces, si lo pasas a lo largo de la madera, de repente podrá encontrar el clavo. Ese clavo era visible, así que fue fácil de detectar. Pero este de aquí se rompió y está escondido. Así que mira cómo el imán lo detecta. Ya ha encontrado este clavo. De esa manera puedo extraerlo y luego pasar el cepillo eléctrico sin ningún temor a que se dañen las hojas de corte. Cuando la hoja se desafile un poco (cosa que ocurre con el tiempo), verás que la mayoría de las hojas son de doble cara, lo que significa que una vez que este lado se desgaste puedes girar la hoja y cortar por el otro lado. ¡Me parece a mi que todos estos consejos que te he dado hoy son geniales! Si quieres ver más videos como el que acabas de ver, asegúrate de revisar mi lista favorita de tutoriales de herramientas eléctricas que debería aparecer pronto en pantalla. Espero verte pronto por allí. Me voy a tomar una taza de té. Saludos.