Cómo vencer el miedo | 4 Trucos psicológicos para perder el miedo

Cómo vencer el miedo | 4 Trucos psicológicos para perder el miedo

Todos tenemos miedo de algo. Una situación, una persona o una cosa que nos paraliza completamente, nos saca el corazón por la boca y nos impide respirar con normalidad. Un suspenso, la bronca de tu jefe, quedarte sin trabajo, morir solo... ¡Pues no desesperes! Porque en este vídeo te voy a enseñar los cuatro pasos fundamentales para convertirte en el héroe que somete a sus peores temores y los encierra para siempre en el infierno del que salieron. Algo que siempre me ha llamadosiempre mucho la atención es que cada persona tiene unos miedos muy diferentes. Por ejemplo, a José puede aterrorizarle hablar en público, pero no tener ningún problema para acercarse a hablarcon la chica que le gusta. Y a María puede pasarleexactamente lo contrario. Es decir, que es incapaz de hablar con la chica le gusta, pero se siente todopoderosa cuando se sube a un escenario y se pone a cantar delante de 100.000 personas. Y, ¿sabes por qué ocurre esto? Porque, salvo los miedos más instintivos a que nos devore un león o estamparnos contra el suelo desde una terraza… La mayoría de nuestros miedos no se deben a ninguna amenaza real, sino una imaginaria. Una amenaza que ni siquiera existe sino que sólo está en el mundo de fantasía de nuestra mente. Para que veas la diferencia te voy a explicar que el miedo real es uno de los mejores mecanismos de supervivencia. Imagina que cualquiera de tus antepasados fuera caminando tranquilamente por la selva y cuando viera un enorme tigre corriendo hacia él se quedara pensando: - Ayyyy, ¡qué minino tan bonito! Te puedes imaginarque adiós antepasado y adiós raza humana. Así que en lugar de esto, tenemos un sistema de protección que anula la capacidad de pensar y nos pone a salvo inmediatamente. En cuanto aparece una amenaza real, la amígdala de tu cerebro enloquece y se pone a bombear adrenalina para que todo tu cuerpo se ponga en tensión. Te late el corazón con más fuerza, respiras intensamente, tus pupilas se dilatan… Y ya estás listo para atacar como un león… O, si el león es mucho más grande que tú, Huir como un corderito cobarde. Todo esto está genial, ¿no..? Sí, cuando la amenaza es un león, pero no tanto cuando no hay más peligro que el que tú CREES que existe. Y esto es lo que le pasa,por ejemplo, a la gente que tiene pánicoa hablar en público. A no ser que vaya a dar una charla en una convención de psicópatas… Es altamente improbable que el público quiera matarle. Si esa persona tiene miedo, es sólo porque su cerebro ha malinterpretado la situación de hablar en público como algo muy peligroso. Tal vez se rieron de él la primera vez que lo hizo en el colegio o no lo ha hecho nunca y cree que pasará algo terrible… Pero no importa, porque tu cerebro está interpretando que esa situación es una amenaza igual de peligrosa que un asesino en serie que tienes ¡cuidado, detrás de ti! Y entonces te pone a respirar agitadamente, a bombear sangre a lo loco… Y todas estas cosasque no te ayudan nada cuando tienes que dar una charla delante de gente. ¡Pero se acabó el drama! Ahora te voy a enseñar cómo puedes someter esos terribles miedos y convertirte en un héroe que no se deja vencer tan fácilmente. Vamos a empezarpor lo más importante: Tienes que identificar cuál es la supuesta amenaza terrible que te da tanto miedo. Aquí pueden ser mil cosas, así que te voy a poner tres ejemplos diferentes: Quizás te aterroriza un examen, o tal vez algo más abstracto, como la soledad de vivir soltero toda tu vida, o una posibilidad futura como perder tu trabajo. Quiero que lo escribasbien clarito en un papel. Y, cuando lo hayas hecho, quiero que te des cuenta de algo: ¿Tan terrible es suspender? ¿De verdad crees que vas a morir solo? ¿Jamás podrías encontrar otro trabajo? Porque mi querido aprendiz de héroe, cada uno de esos miedos es en realidad una CREENCIA y no una amenaza real: CREO que si suspendo un examen va a ser terrible, o que sin pareja seré infeliz, o que no podré encontrar otro trabajo. Si cualquiera de estas tres cosas fueran tan horribles… Entonces todo el mundo les tendría miedo. Y ya sabes que no es así, porque hay millones de personas que no tienen esos miedos que has escrito ahí. Sí, tal vez son momentos en su vidaen los que se van a poner un poco nerviosos, pero quizás trabajan de cara al público y saben que son perfectamente capaces de hablar ante cualquier número de personas. O, por ejemplo,confían en su capacidad de encontrar otro trabajo, porque ya lo han hecho muchas otras veces. Así que si no tienen estos miedos, es porque no ven todo esto como una amenaza, simplemente como una situación que saben cómo resolver. Por tanto, es muy importante que identifiques perfectamente la creencia que hay tras tu miedo: porque lo que ha transformado cualquier situación de tu vida en una supuesta amenaza es creer que no vas a poder enfrentarte a ella. Por eso, el tercer paso es que diseñemos juntos un plan para que puedas resolver cualquiera de esas situaciones que estabas malinterpretando como amenazas. Vamos a ponernos optimistas e imaginar lo peor que podría pasarte en aquello que te da miedo: suspendes el examen, te quedas sin trabajo… ¿Seguro que no hay nada que puedas hacer? Porque cuando estamos paralizados de miedo, creemos que ha llegado el Apocalipsis y se nos olvida que hay dos soluciones: Una, que tiene que ver con todas las cosas que puedes hacer para prevenir que se produzca esa situación. Ponerte a estudiar como un loco antes del examen… Si ves que tu puesto empieza a peligrar, buscar ya mismo entrevistas de trabajo por si te despiden estar preparado y tener opciones. Y, dos, hay muchas cosas que puedes hacer para solucionar la situación en el caso de que se produzca. Aunque te fastidie, sabes que tienes septiembreo el curso que viene. Que si no te queda más remedio siempre puedes buscar un trabajo temporal de cualquier cosa hasta que encuentres uno mejor… Y ahora, quiero que vuelvas a mirar la lista de mieditos que hiciste al principio. Míralos como un héroe mira a los dragones, con osadía, un poco chulo, sabiendo que puede con ellos. Porque el héroe, que sabe luchar, confía en su espada y en su destreza. ¿Y sabes cuáles son tus armas? Las solucionesque acabas de escribir en tu papel. Eso convierte la situación no en una amenaza aterradora frente a ti, sino simplemente en una situación que, por muy molesta que sea, sabes cómo resolver. ¡Y ahora es cuando puedes ser un héroe! Obviamente habrá soluciones y habilidades que te lleven un tiempo. Igual que el héroe,tendrás que entrenar: Pasar por varias charlas en público para ir viendo que no pasa nada. O dedicar un tiempo a encontrary realizar entrevistas de trabajo. Pero, a medida que lo vayas poniendo en práctica, vas a ir asumiendo por finque es absurdo tener miedo de situaciones que simplemente son incómodas. Porque tus armas para vencer a esos dragones. Todo esto no es más que el principio de tu camino como héroe. He escrito este libro para enseñarte todo lo que necesitas para conseguir todos tus objetivos y, en definitiva, para que puedas disfrutar al máximo de cada día de tu vida. Si quieres, puedes descargarte gratis el primer capítulo y el índice para que puedas inspirarte hoy mismo. Un fuerte abrazo y quiero que te lances a ser el héroe que disfruta de tu vida ¡sin miedos! Hasta el próximo vídeo.