Cómo Mejorar la Memoria en 10 Minutos (y sin esfuerzo)

Cómo Mejorar la Memoria en 10 Minutos (y sin esfuerzo)

Las ventajas de tener unabuena memoria son evidentes: Te dan una ventaja en tus claseso en el trabajo, ya que puedes recordar con más facilidad informacionesrelevantes que has aprendido y que ahora necesitas. Además, tardas menos en consolidar en tu memoriaesa información que quieres aprender y, por lo tanto, ganas eneficiencia y ganas tiempo. Agiliza tu trabajo también, porque no hace falta que acudas a la fuente de la informaciónpues ahora la tienes a tu disposición en tu memoria. Pero incluso en tu vida socialtener una buena memoria es importante. Tus conversacionesserán más interesantes; tus argumentosestarán mejor fundados; y, además, la otra personate verá como alguien atento, pues ahora te acuerdas de detalles de su vidaque son relevantes a la conversación. Y dime, ¿a quién no le gusta saber quele escuchan cuando uno habla? ¿Cuál es el problema? Trabajar la memoria cuesta y cuando al fin conseguimos memorizar algono tarda mucho tiempo en desvanecerse. Pues bien, ¿qué me dirías si te dijera que puedesmejorar tu memoria en tan solo 10 minutos y sin tener que hacernada especial para conseguirlo? Soy David Cantonede DavidCantone.com y si sigues viendo este vídeoen unos segundos te lo cuento. En un reciente estudio llevado a cabo por Michaela Dewary otros investigadores de la Universidad de Edimburgo probaron el efecto que tenía un descansode 10 minutos en la memoria a largo plazo. A los participantes del estudio seles contó dos historias cortas y se les pidió que recordarancuantos más detalles mejor. Inmediatamente después se les pedía quedescribieran la historia con sus propias palabras y entonces se les dabauna pausa de 10 minutos. Y aquí viene lo importante: la pausa. Después de una de las historias, durante esos10 minutos de pausa que les habían dado se les pidió a los participantesque descansaran. En cambio, tras la otra historia, se lespuso a jugar a un juego de ordenador. Es decir, aquí lo importante es ver a quédestinaron esos 10 minutos de pausa. Unos descansaron y otros, con esa misma historia,jugaron a un juego de ordenador y lo mismo perocon la otra historia. Vale, quiero decir que no todos los participantesdescansaron con la misma historia sino que unos lo hicieron con una,otros lo hicieron con otra. Alternaron, es decir, aquí noinfluye la historia que fue. Los resultados son válidospara las dos historias. Cuando se les pidió que descansaran, se les dijoque tenían que descansar relajándose en silencio y con los ojos cerrados enuna habitación oscura por 10 minutos. Aquí lo importante es que, durante esos 10 minutos,no estuvieran distraídos ni recibieran nueva información. En cambio, cuando se les pidió que jugaran al juego de ordenador,se les presentó dos imágenes durante 30 segundos cada 30 segundos se cambiaban las imágenespor otras dos imágenes nuevas y se les pidió que localizaran y señalaran dos diferencias,es decir, el típico juego de encuentra la diferencia. Pues bien, los investigadores eligieron esta tarea porque requería atención yporque, a diferencia de las historias, era información de tipo no verbal. Bien, y ahora veamoslos resultados del estudio. A los participantes se les pidió que recordaran y que contaran,con el mayor detalle que les fuera posible, las dos historias media hora después de haberse realizadoel ejercicio y una semana después. Los participantes recordaban muchos más detallesde la historia con la que tuvieron el descanso en comparación con la historia trasla cual se pusieron a jugar a un juego. De hecho, incluso una semana después de haberescuchado la historia la recordaban igual de bien que aquellos que intentaban recordarla justo 30 minutos después de haberescuchado la historia y que no habían tenido el descanso. Para que te hagas una idea del efecto que tieneeste pequeño descanso de 10 minutos en la consolidaciónde la memoria. En el mundo actual en el que vivimos, estamos siendo continuamentebombardeados por distracciones que compiten por nuestra atención, y también estamos recibiendo continuamentenuevos mensajes e informaciones, pero, como has podido comprobarcon los resultados de este estudio, la información para que se consolide adecuadamente ennuestra memoria requiere de un poco de tiempo y de tranquilidad. Conclusión: el grado por el que las personas podemosrecordar nuestro aprendizaje de tipo verbal, en el sentido de aprender utilizando el lenguajecomo medio de transmisión de ideas, se ve considerablemente afectado por la actividad cognitiva que hacemos pocodespués de que el aprendizaje tenga lugar. Por ello, el descansar sin distraccionesy en un ambiente relajado y tranquilo nos permite que estas nuevas informacioneslas consolidemos mejor en nuestra memoria y que, por lo tanto, se conservenpor más tiempo. Se piensa que este pequeño descansodespués del aprendizaje de tipo verbal de una nueva informaciónayuda a consolidar la memoria y, por lo tanto, que esta información se conserve por más tiempoy que sea más fácil su recuperación a posteriori, es decir, que seamás fácil recordarla. En cambio, si pasas a otra tareao actividad que requiere de tu atención la información que hayas aprendido no seconsolidará correctamente en tu memoria. Bien, y ahora la aplicaciónpráctica de este conocimiento. Tras aprender algoque quieras recordar tómate un pequeño descanso de 10 minutos, aíslate delas distracciones, en la medida de lo posible silencia el móvil, cierra los ojossi puedes, y relájate. Pero no te duermas, tienes que estardespierto, simplemente relájate y no des entrada a nuevas informacionesdurante esos 10 minutos. Hazlo y consolidarás mejor la memoria de lo aprendidoinmediatamente antes de ese descanso y, con ello, la recuperación a posterioride esa información será más fácil para ti. Ahora dime, ¿qué uso piensas darle aesto que hemos comentado aquí? ¿Piensas darte esos descansos despuésde aprender algo nuevo que quieras recordar? Ponme un ejemplo concretoy déjamelo abajo en los comentarios diciéndome el uso concreto quepretendes hacer de estos descansos y bueno, una vez lo hayas puesto enpráctica, vuelves y me cuentas qué tal. Si te ha gustado el vídeo, ya sabes, dale a "me gusta",porque así conseguimos que el vídeo llegue a más personas y para estar al tanto cada vez que publique un nuevovídeo como este, suscríbete ahora a mi canal de YouTube. Y, si conoces a alguien que quiera mejorar su memoria,mándale este vídeo por email, o bien, compártelo en Twitter, en Facebooko en Google Plus, lo que tú prefieras. Por cierto, si aún no tehas suscrito a mi newsletter pásate ahora porDavidCantone.com y deja tu emailen el formulario recibirás nuevos vídeoscomo este cuando los publique y, además, tendrás acceso a contenidos exclusivosque solo comparto con mis suscriptores por email. Nos vemos en el blog. Las ventajas de tener unabuena memoria son evidentes te dan un clara ventajaen tus clases y en... Las ventajas de tener unabuena memoria son evidentes