Cómo mantenerse despierto en el trabajo

Cómo mantenerse despierto en el trabajo

El episodio de hoy también se va de cabezaal apartado: Productividad Heroica. Le va ese nombre. Resulta que estás cansado o con mucho, muchosueño. Y, justo en ese momento, no te conviene irtea descansar. Has de sacar adelante el trabajo como si nada. La causa de que te veas en esta situacióntan poco placentera no tiene porqué ser necesariamente rara... o mala. Puede ser que estés más cansado porque tengasuna semana intensa de actividades. Actividades que quizás no tienen que vercon el trabajo. O puedes estar contento por algo feliz. Algo feliz que ayer se prolongó toda la noche. Como sea, feliz o infeliz, tu trabajo no entiendede eso. Tiene que quedar hecho. Pues, venga. Vamos. Yo soy Casandra, de Tus Buenos Momentos puntocom. Y este es el tema. Cómo mantenerse despierto en el trabajo. Apuntamos 10 ideas y, como son muy sencillitas,no hay muchas explicaciones. Come fruta. Tenlo en cuenta. Para recobrar energías es un buen tentempié. O mejor que uno hiperazucarado o grasiento. Bebe agua con frecuencia. Porque la deshidratación hace que te sientasmás cansado. Refresca el ambiente. Si tienes poder sobre el termostato o puedeshacer algo discreto para estar más fresquito, mejor. Porque así te mantienes despabilado, se supone. Bebe té o café. A pesar de ser una situación dramática,heroica, intenta no beber muchos excitantes de estos. Con la bebida que yo tengo experiencia escon el café. Llega un momento en que la cafeína no tedespierta más de lo que estás. Pero, si sigues tomando café, el estrésy el mal humor sí siguen aumentando. Pero esa es mi experiencia. ¿Qué hay de la tuya? Si quieres, recomiéndanos o desaconséjanosalgo para situaciones como estas en las que estamos cansados, con sueño y con horas detrabajo por delante. Sube un buen tramo de escaleras. No, no es para sufrir más. Es porque el ejercicio despeja. También puedes dar un paseo enérgico. O moverte según te permitan las circunstanciaso según tus preferencias. Respira profundamente. La respiración tranquila y profunda tieneun efecto relajante. Pero también ayuda en la concentración. Y, cuando estás concentrado, avanzas másfluido en lo que haces. Mira si esto te ayuda también. Pon música. Tú verás qué sonidos te gustan o te sirvenpara lo que vas a hacer. La música es otro recurso que puede ayudarte. Asoma la cabeza por la ventana. El aire fresco es otro buen recurso. Puedes combinarlos como prefieras para salirde situaciones como esta. Aunque mejor si no se repiten mucho. Céntrate en lo bueno. Cuando te falta descanso, es difícil prestarleatención a lo bueno. Pero bueno siempre hay. ¿Qué me dices de las tareas que vas acabando? O qué me dices de que, a cada minuto quepasa, te vas acercando más a la hora de la liberación, a la hora de salir en la quevas a descansar a pierna suelta. A mí eso me parece bueno y me ha ayudadoa pasar días así de correosos. Pero tú piensa en lo bueno que te salga oen lo bueno que tú quieras. No pienses nada. Vale. Si lo de animarte con lo positivo no da resultado,échale templanza. Ve encadenando tareas, simplemente, procurandono pensar en lo cansado que estás. Porque muy probablemente cuanto más lo piensesmás cansado te sentirás. Intercala descansos breves para recobrar energíasy utilizar las ayudas que acabamos de ver u otras saludables que tú te sepas. Hay días más placenteros que otros. El día del que hemos hablado hoy, a priori,no es muy placentero. Pero lo hemos sacado adelante. Y lo mismo hasta hemos aprendido un par decositas útiles en el transcurso. Muchas gracias por ver el vídeo. Si te interesan la productividad y hábitosque tienen que ver con ella, considera suscribirte a este canal, Tus Buenos Momentos. Hasta pronto.