¿Cómo combatir el resfriado en el bebé?

¿Cómo combatir el resfriado en el bebé?

Los niños pequeños durante elprimer año de vida suelen tener pocos resfriados. Normalmente, si no van a la guardería o no tienen hermanosmayores de corta edad, pues suelen coger pocas infecciones. Hayque tener en cuenta que el recién nacido, y durante un período de meses, tiene las defensas transmitidas por lamadre. Por lo tanto actúa inmunológicamente un poquitocomo una persona adulta, y por lo tanto se suele resfriar poco. Sin embargo, cuando esto ocurre es muy molesto. Es muymolesto porque las vías respiratorias del niño son muy pequeñas y cualquierobstrucción va a crear problemas. Los niños que van a guardería tienentendencia a coger más resfriados que los que novan a guardería porque están en contacto con muchosmás gérmenes y con muchas más posibilidades de coger la enfermedad. En estos niños suele manifestarse, pues,con la obstrucción de la vía nasal, con mucha mucosidad que normalmente se acompaña de tos que muchas veceslimita a la alimentación (hace que el niño como algo menos) y que algunasveces se complique con la aparición de otitis o de aparición deenfermedades infecciosas de las vías respiratorias bajas como las pneumonias. El que un niño pequeño coja resfriados repetidamente es normal: el niño va a crear o a aprender a utilizar su inmunidad a base de pasar infecciones. De la misma manera que un niño paraandar tiene que caerse alguna vez, pues para que su inmunidad funcione tiene que cogerenfermedades repetidas durante un tiempo. ¿Cómo combatirlos? Pues la verdad es quelos remedios que tenemos son pocos porque la inmensa mayoría de estasenfermedades son víricas, y por lo tanto van a curarse solas. Por lo tanto el tratamiento, básicamente, esun tratamiento sintomático: vamos a tener que hidratar muy bien alniño, vamos a tener que tenerlo en unespacio confortable y vamos a tener que tratar de desobstruir las víasrespiratorias altas (la nariz) mediante las técnicas que habitualmente utilizanlas mamás: la utilización de sueros, de lavados o deaspiración de los mocos para destapar al máximo estavía respiratoria. Si además de esta obstrucción aparecen otrossíntomas como tos, como dificultad para respirar, será siempre convenienteconsultar al pediatra.